sáb. Dic 15th, 2018

Da lo mismo que la institucionalidad de culturas sea un ministerio o una burocracia menor #opinión

Bajo este contexto, es asombroso percibir propuestas de desregularización del ámbito cultural que implicarían un poderoso retroceso e involución de la vida cultural del Cono Sur

Print Friendly, PDF & Email

Desde distintas mensuras de nuestra región conal, han surgidos voces producto de los cambios de timón radicales que posicionan una significativa desregularización de las institucionalidades de culturas, patrimonio y ciencias. ¿Da lo mismo la existencia o no de un organismo con significancia para desarrollar políticas públicas culturales?¿Qué mareas espirituales se desatan cuando lo público se retrae del estadio de la vida cultural?

Embed from Getty Images

Cuando con cierto distanciamiento se observa las formas de entramados que en las últimas décadas han ido densificando el quehacer cultural en la territorialidad que hay entre la sociedad civil y la institucionalidad, se puede expresar que a pesar de ciertas debilidades el modelo de organizar la actividad cultural en el Cono Sur fue un campo fecundo para las diversidades, las sanaciones y mundo onírico de las sociedades.

Bajo este contexto, es asombroso percibir propuestas de desregularización del ámbito cultural que implicarían un poderoso retroceso e involución de la vida cultural del Cono Sur, exacerbando una orientación hacia el espectáculo, hacia la audiencia consumidora y generación de bienes creativos para mercados; mientras se inhibirían los quehaceres culturales como herramientas para disminuir la vulnerabilidad social y para enriquecer la convivencia democrática.

En síntesis, que el órgano de políticas públicas de culturas sea un ministerio o una burocracia menor define la tipología de emanación de entramados, cajas negras, comunicaciones y territorios que definen las profundidades de ese estado espiritual que muches llamamos Felicidad.

Bajo este contexto, es asombroso percibir propuestas de desregularización del ámbito cultural que implicarían un poderoso retroceso e involución de la vida cultural del Cono Sur Clic para tuitear

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *