sáb. Dic 15th, 2018

El sonido de los fierros : la trama socio-técnica detrás de la posible bajada de cortina de los Troles #valparaíso

Nos hemos criado en una cosmovisión donde los sujetos y sujetas son las que lenguajean, las cosas son designaciones de poco valor que se podrían lanzar [ ob- (sobre-encima) y iacere (lanzar, tirar)]. Sin embargo, la realidad son constructos en red donde actores humanos y no humanos (materias, técnicas, formas de organización, etc.) escriben el tejido de dramas que arman una ciudad.

Desde hace unos días en los medios de la región del Gran Valparaíso la mención a la posible desaparición del sistema no contaminante de público eléctrico de la ciudad de Valparaíso no ha dejado a alguien indiferente. Es tema de subsidios, de comisiones técnicas, de mercado, de política pública de ciudad. ¿ Pero es tema cultural?

Embed from Getty Images

De todas formas lo es. Hay rastro de nudos entre personas y materialidades que la definen al usar o percibir el deambular de estos fierros colgados del tendido eléctrico. Es identidad que surge de esta red de cosas y habitantes, y eso definitivamente es lo designado como patrimonio.

Embed from Getty Images

Ahora, si el constructo del patrimonio tiene una extensión para generar audiencias para insuflar a la industria turistica  demanda para su oferta, esta reflexión carece de sentido. Pero el espíritu de esta lineas tiene un acercamiento que lo patrimonial es un conjunto de redes , formadas por personas y materialidades, que hacen densa la identidad de una comunidad para tener protagonismo en la superación de sus vulnerabilidades.

Pueden haber mil razones de mercado y técnicas, pero un Valparaíso sin troles le quita mucho de heterogeneidad que teje cosas y personas, volviéndola una urbe mucho más sensible a la homologación que instala el mercado y abriendo anchos segmentos de desadaptación de sus sistemas que generaran vulnerabilidades sociales.

Eso es lo que está en juego si hay o no Troles en el Puerto.

Embed from Getty Images
Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *